sábado, 9 de mayo de 2009

Ahora que (seguimos...)

Hasta que no empezaron las clases, no fui persona, me pasaba el día deambulando por mi casa, llorando cada vez más en mi habitación, las noches sin él eran desiertas, no conciliaba el sueño, no podía dormir, no era capaz de reír, de mi cara solo salían lagrimas, intentaba buscar algo por lo que luchar y no lo encontraba. Simplemente no conseguía olvidarle, deseaba que todo fuera un mal sueño, una pesadilla… Deseaba no sentirme así, tan mal, tan triste, sabía que el cambio era para mejor, pero, ¿cuando llegaría la mejoría? ¿Cuando iba a ser capaz de mirarme al espejo y no sentirme culpable por haberle apartado de mi lado, por haberle dejado marchar? No lo sabía. Yo solo sabía que cada día era interminable, como si muriera más, como si ya no tuviera sentido vivir. Si es que había destruido lo que yo creía que era mi razón de vivir. Necesitaba estar ocupada, despejar mi mente, salir de casa, empezar a verlo todo más claro, empezar a sentirme viva o al menos intentarlo. Todas estaban conmigo, todas intentaban ayudarme, pero al fin y al cabo, era yo la que tenía que hacer el propósito de salir del bache, así que, la mejor manera de hacerlo era, rodearme de mis amigos y amigas. Llame a carla. La llamé. Porque ella estaría dispuesta a salir conmigo, a sacarme de casa, a sacarme de la profunda tristeza en la que estaba inmersa. Ella siempre estaba dispuesta a echarme una ayudita, a demostrarme todo lo que me quiere. Y vino, se quedó todo el fin de semana. Salimos para vivir lo poco que quedaba del verano, para que yo me olvidara, para que viera gente a mi alrededor. En definitiva, para que yo, por un día, dejara de pensar en él. Fue el mejor fin de semana que pasé en mucho tiempo, ya no por la borrachera, que me ayudo a olvidarme de él, sino porque me enseño que lo que había pasado no era el fin del mundo como yo creía. Es cuando me di cuenta, que con la ayuda de ellas, podía superarlo todo, podía ser feliz y podía vivir mi vida sin preocuparme de lo que estuviera viviendo. Aún así, necesitaba más tiempo para poder superarlo del todo, aun así necesitaba estar ocupada.

Y empezaron las clases y todo volvió a la normalidad, la rutina, los días, las risas con ellas y ellos, y él, ese chico que no había tenido la oportunidad de conocer hasta ese momento, sabía hacer reír, y con el parecía que el mundo no tuviera perdida, con él y sus ganas de apoyarme. Todos día a día conseguían sacarme una sonrisa. Todos conseguían hacerme olvidarme de mi tristeza.
Pero el tiempo pasaba, y no conseguía olvidarme de él, en todas mis conversaciones estaba él, en todos mis sueños, en toda mi mente, solo quería que me perdonara. Al fin y al cabo, solo quería seguir amándole… Pero todo era muy difícil, supongo que yo necesitaba sacarme una espinita que tenía clavada, supongo que había algo que me agobiaba y me mataba por dentro y supongo que ese algo, era el hecho de que no había podido hablar con su hermana, algo me decía que me acercara, que le contara que pasaba por mi mente y eso hice, me puse en contacto con ella. Solo quería quitarme una espinita que tenía clavada, quería pedirles perdón, quería demostrarles que yo aun sentía algo muy bonito por esa familia… Tania me lo aconsejo, Tania me aconsejo que le escribiera un mail, que tuviera el valor y le dijera todo lo que necesitaba. Que me enfrentara a ellos. Y lo hice. Le di las gracias, le dije que sentía que todo hubiera acabado así, y le dije que le cogí mucho cariño, y me despedí… Igual ni leyó el mail, igual lo eliminó directamente, supongo que nadie supo nunca de su existencia, solo ella y yo, no creo que ni él se enterara, después de todo no me lo hecho en cara cuando nos volvimos a ver aquella noche… al menos creo.

2 comentarios:

Leire dijo...

Si es que hay que ir poco a poco con la novela, pero sois muy impacientes :-)
un beso guapa

M.B. Black dijo...

:O
que wow
hiso lo correcto al enviar el mail
y tambien a estar con sus amigos. Al final del dia, son los que mas importan, los que quedan, y los que siempre, aunque estes en el fondo del pozo oscuro, haran llegar un rayito de luz a tu cara
(:

~ M.B. Black