domingo, 31 de mayo de 2009

(2)

La chica cuya risa sonaba estaba a tan solo cinco metros suya, junto a la puerta de entrada al edificio, era realmente divertida la imagen… La chica llevaba puestos los vaqueros que tanto la caracterizaban con un fino suéter color claro… Los tacones no eran altos... entonces volvió a reir… estaba radiante con esas gafas de sol y esa melena rizada. Se quedo ensimismado… Una pequeña brisa revoloteo el pelo de aquella chica, que se revolvió para que no se le pegara en la cara.

Luego, termino de ayudar a recoger lo que se le cayó a la chica con la que se había chocado, y resolvió salir rápido hacia la puerta. Aquella chica se estaba despidiendo de alguien, se sintió celoso de aquel muchacho que la estaba haciendo reír… Entonces paso junto a la puerta para sentirse cerca de ella.


El destino quiso que fuera en ese preciso momento, cuando aquella chica abrazaba a aquel amigo, que se quitara sus hermosas gafas de sol y se miraran por un momento, se cruzaran, mientras ella estaba en la puerta, y decía un hola por cortesia. No reconoció aquellos ojos, había pasado demasiado tiempo… Entonces ella se fue…

Aunque no la reconoció, salió detrás de ella, y consiguió pararla cogiéndola del brazo, ella se giró, llevaba nuevamente sus gafas de sol… Se las quito… Ella palideció en cuanto le miro fijamente, entonces resolvió con un:

2 comentarios:

Ninde dijo...

Hola!
Al fin pude leerme todo tu blog! perdona la demora, es que no queria comentar hasta tener una idea en general.
Envidio tu forma de escribir, es sublime y perfecta. La descripcion hace que piense que estoy ahi, logras transmitir muchisimo por medio de las palabras.
Te seguire leyendo.
1bsazo
Nin

M.B. Black dijo...

con un? jajajaja
que bueno (en cierto modo) que leo hasta ahorita porque soy algo impaciente con las historias cortadas a medias^^
seguire leyendo :D

~M.B. Black