miércoles, 6 de mayo de 2009

Ahora que ? (primera parte)

Ahora que?
Me repetía día y noche. Se había acabado, de hecho lo había acabado yo, y sabía las consecuencias; pero lo que no sabía es que aquello me estaba desgarrando por dentro, y que inevitablemente, aún lo hace. Sabía que le estaba partiendo el corazón, de la forma que nunca pensé que lo iba a hacer; sabía la reacción, su reacción y aún así, decidí acabar con todo. Decidí acabar con seis meses, bueno, con un año, porque aquello fue como un año, porque aún me acuerdo de los meses que le busque aunque no lo pareciera; con lo que le costo darme aquella segunda oportunidad, y dármela a mi misma, y estaba decidida a hacerlo. Estaba decidida a acabar con aquella amarga felicidad que era el motor de mis días. Supongo que en cierto modo, era mejor dejarlo que sentirme tan triste a su lado. Supongo que yo en cierto modo, no era tan feliz a su lado como yo creía. Supongo que aunque le quería, esa fue la salida más sencilla y fácil que encontré. Quizá fue cobardía lo que me impido que saliera mi valor para dejarle dignamente, quizá era el hecho de saber que no me resultaba tan fácil y que no era tan fuerte como creía. Quizás y simplemente era el hecho, de que estaba enamorada de él. Si aún estaba enamorada de él. Su forma de ser me había enamorado un año antes, sus cosas, su forma de ver la vida, su alegría al verme cada día. Todo aquello me había enamorado, y no entiendo como tarde meses en darme cuenta de aquello. Pero lo que menos comprendo; es como todo aquello cambió; porque a mis ojos, algo estaba cambiando, aunque para él todo estuviera bien. Supongo que eso también nos fallo, el hecho, de que no pudiéramos hablar las cosas…
Y así estaba, dejándole marchar, y borrando en un momento todo lo que habíamos pasado. Todo lo que habíamos sentido. Sabía que él al otro lado de la pantalla iba a estar desgarrado, lo estaba matando, y no pude ser solidaria y dejar de pensar un solo minuto en mí, para atender al daño que le estaba ocasionando, o igual si que lo sabía, pero a sus ojos, como tantas veces antes, estaba siendo egoísta. Me había repetido aquello de ser egoísta tantas veces, que no me asombraba de serlo, igual él hizo que no me asombrara de ello. Creo que él con sus celos y sus enfados y sus historias me había absorbido por completo, en muchas ocasiones me había hecho sentir mal conmigo misma.

3 comentarios:

luna dijo...

me encanta tu blog pasate por el mio es: lunallenaerdma.logspot.com .besos

Leire dijo...

mi novela te deja intrigada, ¿eh?
es lo que pretendo :-)
un beso guapa

M.B. Black dijo...

woow, tus posts siempre me dejan pensando D:
no puedo evitar ensar que el mismo chavo la empujo a tomar esa decision.. por lo que dice casi al final :O
escribes bn bonito(:
y muchisisisimas gracias por pasarte por mi blog(: te seguiria tmb pero no se como ._. todavia no le agarro bn la onda a esto de los blogs xD
sueños y sonrisas para ti :D
~ M.B. Black