viernes, 19 de junio de 2009

(10)

- Da igual pensarlo, Alex... Ella te ha dicho que no va a volver.- Eso le dijo su mejor amigo.- Sabes, creo que ella te ha querido mucho… sé que no me porte bien con ella en su momento… igual me guie por lo que os había pasado…

- No me vengas con estas historias, por favor… Pienso en lo que quiero… y si, muchos nos equivocamos con ella.

- No Alex, déjame acabar… Sabes de sobra que yo mejor que nadie la odiaba… Si, la odiaba porque sabía que te había hecho daño, pero no sé, realmente no sabes porque te dejo, y creo que a estas alturas, eso es algo que deberías de aclarar. No se Alex, igual deberías de llamarla…
- Me estás diciendo que la llame? Tú que tanto me machacaste diciendo que no valía la pena… No lo entiendo, en serio.

- Si, por eso mismo, te dijo que no te quería, y que tu a ella tampoco… Creo que de verdad, ya no te quiere, pero creo también, que con ello te quiso decir que te quiso durante mucho tiempo. Creo que te quiso hasta más tarde de que tú la olvidaras, y puede que si ha pasado esto, es porque tenéis que hablar y sinceraros.

Su mejor amigo le estaba diciendo cosas que nunca pensó que diría… continuo:
- Mira Alex, nosotros tuvimos mucha culpa en que lo vuestro no funcionara… nosotros tus amigos, la sometimos a un control que no debió ser bueno, nosotros todos tus amigos nos preocupamos demasiado por cómo te sentías tu, y se nos olvido que ella también formaba parte de esta historia…No te estoy diciendo que cojas un avión y que te vayas a verla, pero si te digo que la llames y aclares con ella todo esto… Solo quiero que estés tranquilo con esta historia.

- Bah, da igual, no quiero pensar más en ello.- Dijo él.

Pasaron la tarde entre cervezas y risas.

Los restantes días se los pasó debatiendo entre hacerle caso a su mejor amigo, o dejar las cosas como habían pasado, dejarlas así para siempre. Lo cierto es que no podía parar de pensar en la situación del campus, y en lo ocurrido en la habitación de aquel hotel. Se repetía a todas horas que no debía llamarla, que ella se lo había pedido, y que era la última promesa que podía cumplirle… Pero no era lo demasiado fuerte para hacerlo. Lo cierto es que habían pasado varios días desde que paso todo lo que paso, y no aguanto más. Cogió el teléfono, y marco.

4 comentarios:

Maria Bel dijo...

Me encanta! :)

loka dijo...

aaaaaaaaaaaaa es pesioso ¿En que te basas?

El xico deberia llamar si de verdad esta enamorado¿No?cuando dos personas se quieren las barreras entre paises no importa

M.B. Black dijo...

OMG! si le va a hablar
yo creo que esta haciendo lo correcto, creo que su amigo hizo bien en decirle lo que le dijo
ahw, de verdad ya quiero saber que pasa despues^^
pasate por mi blog, si?(:

~ M.B. Black

M aar!! dijo...

Me encanntoo
pasate por mi blogg