viernes, 17 de julio de 2009

(18)

Ella le miro de reojo. La tensión aumentaba. El la contemplaba, estaba en aquella habitación, dándole la espalda con la vista perdida en el horizonte mientras miraba por la ventana. Sintió la tentación de ir a tocarla, rozarla. No sabía cómo estaría, no le había mirado a los ojos en toda la conversación. Por segunda vez en toda su existencia con ella, no tenía el control.

¾ ¿No crees que es un poco tarde? – dijo ella, después suspiró-. Hubiera bastado una sola vez con un “gracias”. – su voz era pausada, sin alma-. Espere por ti, mientras fingía que lo había superado. Y no me pidas que te diga ahora el porqué, no fue tan doloroso para ti como para mi.
¾ Yo también fingí durante mucho tiempo el haberlo superado. Para mí no fue fácil. El pisar el lugar donde nos conocimos, era como si se me fuera haciendo añicos el corazón…y si, te pido que me lo expliques, porque en todo este tiempo eso es lo único que no tuve claro
¾ Eso ya lo sé, no es la primera vez que lo dices… y respecto al motivo, ahora eso ya no importa.

La voz de ella era fría, distante; sabía que estaba allí porque estaba su cuerpo, porque era lo único cálido que resaltaba del día gris que estaba haciendo y de las gotas que lluvia que mojaban los cristales de la ventana por la cual ella miraba; pero solo sabía que estaba allí por eso, porque su mente y su vida estaban lejos.

-¿Qué dices?- pregunto él-. No entiendo eso de que no es la primera vez que lo digo. NECESITO SABER EL PORQUE!!
- El motivo… preferí ser infeliz, sacrificar mi razón para reir y que me odiaras si al menos eso significaba que tú eras feliz. No soportaba ser un motivo de distanciamiento entre la gente que te quería y que quería tu bien. No podía soportar que no fueras plenamente feliz por mi culpa, y sabía que sin mí, lo ibas a ser.
- Estas diciendo, que me dejaste porque pensabas que tu eras la causantes de mis problemas de entonces? Tu no eras la causante de mis problemas, nunca lo fuiste.
- No, es verdad, yo nunca fui la causante de tus problemas. En tu vida.- trato de digerir lo que quería decirle ahora.- En tu vida, yo fui el PROBLEMA.
Se hizo un silencio sepulcral en aquella habitación, necesitaba tiempo para comprender que ella siempre le quiso, y que todo lo que paso fue una simple excusa, que el amor por él había sido tan grande que significaba que había sacrificado todo lo que tenía y las consecuencias que aquello suponía… estaba absorto en sus pensamientos y tratando de procesar aquella información, cuando el silencio se rompió. Ella dijo:

- Contéstame a una pregunta.- su voz ahora era apenas un susurro.

El se acercó para poder escucharla bien… a menos de medio metro de ella. Estando tan cerca podía sentir su respiración.

2 comentarios:

Maria Bel dijo...

Me encanta :)

M.B. Black dijo...

:O omg!!! D:
entonces... ella se sacrifico por él D: pero que paso en ese entonces? y cual es la pregunta?
auw estoy bien picada con la historia :O

~ M.B. Black