domingo, 5 de julio de 2009

(15)

- Sí?- se escuchaban risas, sobretodo la suya.- Dígame?
- Esto… Hola… - no sabía cómo seguir la frase, había retrasado este momento lo máximo posible para evitar sentirse frustrado de esa manera.
- Eres tú, verdad?.- le había conocido.- ¿Que quieres?- lo que para él era alegría, al escuchar su voz, para ella era desilusión, se atrevería a decir que incluso desesperación.
¾ Quería hablar contigo… sé que me dijiste que esto no había significado nada, que lo de la otra noche era algo a modo de despedida… pero yo…- silencio un momento, donde ella tomo la palabra.
- Para, te dije que no te hicieras daño. Que esto se había acabado. Te dije que no jugaras con fuego si creías que te ibas a quemar.
- Pero es que no puedo olvidar lo que paso la otra noche. Es que esta grabado en mi mente y lo recuerdo cada vez que…- ella le increpo por teléfono.
- No vuelvas a llamarme, todo esto termino ya. No quiero volver a escuchar tu voz…
- Pues entonces quizás tenga que ir a verte para que me escuches por la fuerza. Quizá tenga que estar de nuevo delante tuya para que te quites esa mascara de indiferencia con la que me hablas…- no se despidió ni nada, colgó el teléfono automáticamente, dejándola con la palabra en la boca.
Cumpliría su amenaza, si tenía que coger un avión para obligarla a escucharle lo haría. Haría todo lo posible por volver a verla y por volver a hablar con ella, con tal que se diera cuenta de que… aun la quería?

Era demasiado peligroso cumplir esa amenaza, volvió a intentar llamarla varias veces más… y lo único que consiguió fue que el teléfono diera tonos y más tonos….Cansado de esta situación, de esa indiferencia, de tanta rabia la última vez que le llamo, de dejo un mensaje en el contestador:

1 comentario:

M.B. Black dijo...

D: D: D: D:
no le contesto :/ él debe de acpetar que ella ya siguio con su vida :/ seguire leyendo!

~ M.B. Black