domingo, 22 de noviembre de 2009

Cap. 2 (6)

Tan abstraída como estaba casi no le escuche hasta que le tuve agazapado al lado mío. Me rodeo con sus brazos y me dio un beso en el cabello.
- Buenos días.- dijo casi en un susurro. Esperando ver mi reacción.
- Buenos días.- le conteste, girándome y esbozándole una sonrisa para que estuviera más tranquilo.- Has descansado? No quería despertarte…

Aunque sonreía, mis ojos desprendían un halo de preocupación, sabiendo que todo lo que había pasado no podía repetirse. Que había estado bien. Pero que ya no nos pertenecíamos, o quizás después de aquello sí. Ya no estaba segura de nada.
- ¿En que piensas?
- Nada.- dije mientras sacudía mi cabeza para despejarla.

Me encontraba mirando al frente, cuando el me giro para mirarle, cogiéndome de la barbilla delicadamente con su mano y me dijo:
- Silvia, todo está bien. Tarde o temprano esto tenía que pasar. Y yo no me arrepiento de nada. Yo estaba deseando que pasara.

No podía decir nada. Pero tenía que decirlo.
- No está bien.- dije en un susurro mientras me levantaba entrando en la casa. – No es que yo no quisiera estar contigo. Es que yo no quería interponerme entre tú y Andrea. Y lo siento por ella, no se lo merece y lo sabes. – estábamos ya dentro de casa. Me siguió por la casa y me cogió de la cintura y acto seguido, en un tono tenue y flojo de voz me dijo:
- Dime que estando así conmigo, no sientes nada.
- No siento nada.- le dije, intentando mentir. El me acerco más hacia él.
- Y ahora.- me pregunto al oído, susurrando.- dime que no sientes nada y si es así, me marchare.
Le mire, y mi respiración ya era entrecortada, no pude contestar. El me miro satisfecho y me dijo:
- Lo ves.- acto seguido me beso y nos fuimos a la ducha.

La ducha nos sentó bien tanto a él como a mí. Aunque me fastidiara reconocerlo, pasar estos días con él me había hecho mejorar bastante. Me encontraba mas llena de vida y fuerza. Cuando salimos, fuimos a mi habitación. Nos vestimos, él la misma ropa que el día anterior. Yo, elegí unos vaqueros largos oscuros y unos tirantes blancos. Cuando terminamos. El me tendió la mano, pero no para que se la diera. Me estaba acercando mi móvil y acto seguido dijo:
- Ya es hora de encenderlo, no crees?.- me miro con cara de suplica.-
- Quizás tengas razón. – hice un silencio, y acto seguido dije en tono burlón.- No sabes cuánto odio que tengas razón.

Los dos nos reímos como tontos mientras bajamos abajo. Yo con mi móvil ya encendido, que no paraba de sonar. Estábamos en la cocina preparando algo de comer cuando alguien llamo a la puerta.

Fue Andrés a abrir, cuando volvió traía un sobre. Un sobre blanco, lo habían dejado en la puerta, y en el sobre no ponía nada. Me lo tendió en la mano, extrañado, y sin hacer preguntas.

- Que pasa? Es un sobre.- casi me rio de la cara que llevaba.

No me reiría en el momento que abrí el sobre. Únicamente una hoja de papel doblada en la que había escrita:

No es todo como se cree. Hay veces que los ojos no logran ver. Estas segura que lo sabes todo.
Estimados lectores: Hasta aqui el segundo capitulo, esta entrada es en recompensa a Sandra, que me comenta siempre y me dio mi primer premio y demás....El tercer capitulo esta a medio terminar, ando muy liada ultimamente y seguramente no pueda postear pronto. Además semana será demasiado estresante y tambien ando algo deprimida... Problemas del corazón y la razón (yo, al igual que Silvia, la protagonista, tambien los tengo). En fin, que me despido de vosotros hasta dentro de varios dias dando las gracias a todos aquellos que me comenten (que espero que sean más de cinco). Un besazo enorme... Y postea pronto Sandra, estoy deseando saber que pasara a partir de ahora con Claire y Derek.
Besos a todos!!

4 comentarios:

Maria Bel dijo...

Me encanta ^^

Anónimo dijo...

Me encatoo.

Leire dijo...

Hola!
Siempre que leo algún comentario tuyo en mi blog, el nombre de Dani tiene que estar presente, jaja
Pero no puedo desvelarte nada de lo que pasará con él...:-)
Un beso muy grande

Forever_28 dijo...

Que bonito !! Me gusta mucho tu blog,tus novelas son preciosas :)
Muy buen el capitulo,aunque estoy muy intrigada por la carta del sobre. Besos